Para tener éxito en Fox, Derek Jeter sólo tiene que aflojar

Derek Jeter speaks to the crowd as the Yankees honor is induction to the Baseball Hall of Fame during Derek Jeter Day on Sept. 9, 2022.

Si eres fan de los Yankees de Nueva York y de las comedias de Judd Apatow de mediados de la década de 2000, probablemente recuerdes el cameo de Paul Rudd como el relajado instructor de surf “Kunu” (de nombre real Chuck) en “Olvidando a Sarah Marshall”. En la película, anima al personaje de Jason Segel, un surfista principiante, a “no hacer nada”. Sin embargo, cuando Segel se toma este consejo demasiado al pie de la letra y permanece inmóvil en su tabla, Rudd exclama que tiene que hacer algo más que eso.

Derek Jeter debuta como analista de la MLB

Derek Jeter, leyenda de los Yankees, en la MLB

Se menciona aquí porque es una comparación adecuada para la primera temporada de Derek Jeter como analista de la MLB. A pesar de ser un miembro del Salón de la Fama que ha pasado toda su carrera con los Yankees, su debut no ha generado mucha expectación. Parece rígido y carece de humor, lo que le dificulta conectar con el público. A menudo parece que Jeter preferiría estar haciendo tareas domésticas que compartiendo mesa de estudio con sus colegas de la Fox David Ortiz y Alex Rodríguez, con los que tiene una compleja historia. El único momento notable de Jeter esta postemporada se produjo cuando Ortiz repartió juguetonamente sombreros de vaquero a sus compañeros de panel, una situación que Jeter claramente no disfrutó. Aunque afirmó que estaba en la broma y restó importancia a la incomodidad en un tweet posterior, parecía más un control de daños, tratando de cambiar la narrativa después de haber sido criticado con razón como un aguafiestas.

Teniendo en cuenta que Jeter es relativamente nuevo en el mundo de los medios de comunicación deportivos, es justo darle un poco de margen. Sin embargo, si pretende mantener esta imagen de cascarrabias sin sentido del humor mientras David Ortiz hace de bromista chiflado, puede que haya llegado el momento de que Jeter se plantee cambiar de marca. Esta imagen parece drenar la diversión de la habitación, como una potente aspiradora. Jeter suele sentarse tranquilamente en su mesa, a veces durante minutos o segmentos enteros, sin aportar nada. Da la sensación de que considera este papel indigno de él, una tarea tediosa para narcisistas que buscan llamar la atención e intentan seguir siendo relevantes. Esto plantea la siguiente pregunta: ¿por qué aceptó Jeter el trabajo si no le gusta?

La transición de Jeter a la radiodifusión

Derek Jeter, leyenda de los Yankees

Desde que se retiró en 2014, Jeter ha tomado un camino inusual. Formó una familia con la modelo Hannah Davis, lanzó el sitio web The Players’ Tribune, trabajó brevemente para los Marlins y realizó una serie documental sobre su carrera. Con un patrimonio neto de más de 200 millones de dólares, Jeter podría haberse convertido en un recluso muy rico. Sin embargo, su afán postbéisbol y sus intereses empresariales son impresionantes, aunque sugieran que está intentando averiguar cuál será su próximo acto. Jeter es conocido por su buen rendimiento en los playoffs. Parece ambicioso, pero puede que no esté seguro de su identidad después del béisbol.

Jeter ya no es el soltero más codiciado de Nueva York. Parece que le inquieta la rapidez con la que recorre los planes tras retirarse de la MLB. Está probando ideas que parecen aleatorias, a ver qué funciona. Este hombre de 49 años, padre de cuatro hijos, no parece sentirse realizado. Lo que sea que esté buscando, no lo ha encontrado en Fox. Hay una delgada línea entre la frialdad y la distancia. Jeter se muestra distante, poco tolerante con las payasadas de Ortiz y alejado de su ex compañero A-Rod. Necesita abrirse y ser más atractivo ante la cámara.

Fox quiere competir con ESPN y otras cadenas deportivas por los derechos de emisión. Así que han malinterpretado el talento forzando a gente inadaptada a interpretar papeles. Jeter parece ser el último caso. Supusieron que su éxito en el campo significaría que sería bueno ante la cámara. Pero su capacidad como jugador no se ha traducido como analista.

Según todos los indicios, Jeter posee profundos conocimientos de béisbol como estudioso del juego. Él mismo formó parte de momentos icónicos de la MLB como jugador. A muchos nuevos locutores les cuesta encontrar palabras. Pero Jeter habla con el mismo aplomo y confianza que le convirtieron en 14 veces All-Star. Tiene la apariencia, la elocuencia y un gran éxito. Lo único que le falta es algo de personalidad. Parece reservado e impersonal. Jeter necesita abrirse y compartir más de sí mismo.

John Smoltz tampoco es burbujeante, pero proporciona análisis perspicaces. Jeter se limita a repetir los mismos puntos genéricos sin añadir gran cosa. Es decepcionante, pero encaja con su reputación de ser extremadamente reservado y negar los cotilleos a los tabloides neoyorquinos. Eso le ayudó a sobrevivir como yanqui, pero no trabaja en la tele. La obstinación de Jeter por abrirse es un problema para su éxito a largo plazo. Necesita compartir más personalmente, como Ortiz, en lugar de dar opiniones sosas y sin interés. Jeter tiene conocimientos, pero necesita aplicarlos mejor y bajar la guardia.

Antes de Fox, Jeter trabajó con ESPN en un documental titulado The Captain. Salió el verano pasado y se consideró un fracaso: un proyecto vano calificado de “porno nostálgico” o “infomercial”. Sólo atraía a los fans de los Yankees que querían revivir glorias pasadas. Una de las principales quejas fue que Jeter no compartió los secretos entre bastidores como había prometido. La serie parecía relaciones públicas para retratar a Jeter como el profesional definitivo. Pero no se abrió ni dio ninguna pista sobre el club. Fue sólo mirarse el ombligo lo que inmortalizó al bateador de Michigan.

Bajo el frío exterior de Jeter, parece haber un lado más suave esperando a emerger. Lo vislumbramos cuando Mauricio Dubon, jugador de los Astros, dijo que Jeter era su inspiración para seguir una carrera en la MLB. Pero esos momentos son raros. Jeter sigue llevando armadura y no le sigue el juego cuando Ortiz le habla del enorme colapso de los Yankees en 2004. Jeter tiene que bajar más la guardia y mostrar su lado humano. Sigue demasiado encerrado en sí mismo y reacio a mostrarse vulnerable.

Ortiz no es un locutor pulido, pero entretiene y divierte. Sabe que la Fox se dedica al entretenimiento, así que se lo monta con eslóganes y sombreros graciosos. Si Jeter lo aceptara, podría fingir una “rivalidad” con Ortiz como Charles Barkley y Shaquille O’Neal en TNT. Pero eso significaría que Jeter relajaría la imagen que ha guardado durante 30 años. Tendría que dejar de ser demasiado cauteloso y empezar a dejar ver su personalidad. Jeter necesita quitarse la coraza y ser más natural y divertido ante la cámara.

Brandon Tierney es un crítico declarado de Jeter que duda de su talento para atraer al público. Tierney dijo que Jeter es un tipo inteligente que conoce el juego, pero que no lo tiene como analista. Añadió que Jeter es aburrido. Tierney señaló que no puede ignorar el hecho de que cuando Jeter no necesitaba a los aficionados y a los medios de comunicación, no les dio nada durante su etapa con los Yankees. Sin embargo, ahora que Jeter cobra mucho dinero, de repente se preocupa por ellos, y eso le molesta. Según Tierney, sigue resentido porque Jeter dio largas a los medios de comunicación durante toda su etapa en los Yankees.

Kevin Manahan, de NJ Advance Media, respondió con su propia columna defendiendo a Jeter. Elogió al 5 veces Campeón del Mundo por mantener su dignidad en lugar de actuar como un payaso de la clase.

Manahan escribió que Jeter conoce su marca y no renuncia a su integridad. Afirmó que Jeter no es Gronk ni Charles Barkley; es El Capitán.

Jeter evita los cotilleos, las opiniones controvertidas y la improvisación en directo. Se ciñe a anécdotas seguras sin revelar mucho sobre sí mismo. Aunque Jeter no necesita convertirse en un personaje exagerado, sí necesita mostrar una personalidad más distintiva. Puede que tenga potencial para ser un gran locutor, pero sigue siendo demasiado reservado. Si Jeter quiere conectar con el público, tiene que derribar sus barreras y ser más auténtico y atractivo. Ahora mismo, su actitud distante le está limitando.

¿Qué le parece? Deje un comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.