Locutor de radio alega que Aaron Judge presionó a los Yankees para ceder un puesto en la mesa

Yankees Aaron Judge in action in his two-homer game against the game against the Blue Jays in Toronto on Sept. 27, 2023.

Después de que los Yankees perdieran su plaza en los playoffs, Aaron Judge fue inusualmente contundente en su reacción. Afirmó que había numerosos problemas dentro de la organización que debían solucionarse para garantizar el éxito en 2024. Evan y Tiki, dos analistas de radio, interpretaron los comentarios de Aaron Judge como un sutil mensaje al director general Brian Cashman.

La deducción es que Aaron Judge desea un papel más influyente dentro de la organización, buscando tener voz en la toma de decisiones junto a Brian Cashman y Hal Steinbrenner. Esta ambición se deriva de su condición de capitán del equipo y de ser uno de los jugadores de posición de mayor rendimiento de la plantilla.

Tiki sugirió que parecía como si Aaron Judge tuviera un problema con alguien dentro de la organización de los Yankees, específicamente Brian Cashman, indicando que el slugger podría estar tratando de ejercer presión sobre él.

“Es como si no le gustara alguien de allí… es claramente Brian Cashman, a quien está tratando de presionar”, dijo el presentador de radio.

Evan transmitió que no había necesidad de que Aaron Judge presionara públicamente a Brian Cashman, puesto que ya existía una presión pública significativa sobre el director general debido a la decepcionante temporada de los Yankees. También mencionó que esta temporada podría considerarse un fracaso importante desde la perspectiva de los Yankees.

Según Evan, los comentarios de Aaron Judge no sólo iban dirigidos a Brian Cashman, sino también a toda la organización de los Yankees. Parece que el capitán desea contribuir a varios aspectos de la organización, no sólo cuando juega en el campo como bateador o jardinero derecho.

Aaron Judge, jugador de los New York Yankees
NY POST

Evan reiteró su declaración anterior, sugiriendo que los comentarios de Aaron Judge podrían indicar cierta insatisfacción con Brian Cashman. Señaló que las preocupaciones de Judge parecen abarcar una amplia gama de áreas, incluido el desarrollo de jugadores jóvenes en las Grandes Ligas y la capacidad del equipo para adquirir a los jugadores adecuados y con talento, lo cual es un asunto de gran importancia.

Aaron Judge descontento con la caída libre de los Yankees bajo Cashman

La última temporada perdedora de los Yankees se remonta a 1992, curiosamente el mismo año en que nació Aaron Judge, la superestrella derecha de 31 años. Su récord este año es de 80-77, y sus esperanzas de entrar en los playoffs se desvanecieron a mediados de agosto. El domingo quedaron oficialmente fuera de la lucha por los playoffs. Actualmente, se encuentran en una dura lucha con los Red Sox para evitar terminar en el último puesto de la Liga Americana Este. En resumen, los Yankees han tenido una temporada decepcionante.

Al entrar en los entrenamientos de primavera, los Yankees estaban llenos de esperanza. Consiguieron el regreso de Aaron Judge tras un ajetreado periodo de agencia libre y le firmaron un importante contrato de nueve años y 360 millones de dólares. El propietario Hal Steinbrenner también realizó importantes inversiones en el lanzador titular Carlos Rodón (162 millones de dólares por seis años) y en el primera base Anthony Rizzo (40 millones de dólares por dos años). Además, tenían grandes esperanzas puestas en sus mejores jugadores en ciernes, Anthony Volpe y Oswald Peraza, ambos shortstops, para inyectar al equipo la juventud y el atletismo que tanto necesitaba.

Siete meses después, jugadores, entrenadores y miembros del personal aún no podían creer cómo la temporada se había convertido en un desastre. Antes del comienzo de la temporada, FanGraphs daba a los Yankees un 81,2 por ciento de posibilidades de llegar a los playoffs y situaba sus probabilidades de ganar las Series Mundiales en un 10,2 por ciento, las más altas de la Liga Americana. Sin embargo, después del 9 de julio, no volvieron a conseguir un puesto de comodín.

Steinbrenner mencionó que el equipo estaba pensando en contratar a una empresa externa para evaluar toda la organización, con especial atención al departamento de análisis. El 1 de septiembre ya habían empezado a planificar la temporada 2024 promocionando al joven prospecto de 20 años Jasson Domínguez.

Esto marcó el final de una gran caída para los Yankees. Tenían demasiadas lesiones, su plantilla estaba envejeciendo, carecían de atletismo, tenían problemas con el bateo y no podían hacer los cambios necesarios en su alineación. Apostaron por jugadores veteranos para mejorar, ya que no tenían la profundidad o los jóvenes talentos para reemplazarlos. El equipo incluso tomó la insólita decisión de despedir al entrenador de bateo Dillon Lawson durante la temporada, pero eso no se tradujo en una mejora de su rendimiento ofensivo.

Aaron Bone abraza a Aaron Judge en el Yankee Stadium tras su partido de tres jonrones el 22 de septiembre de 2023.
AP Photo/ Frank Franklin II

Durante su temporada, Aaron Judge, su mejor jugador, realizó una increíble jugada defensiva, pero también sufrió una grave lesión. Domingo Germán Lanzó un partido perfecto, el primero en 24 años para el equipo, pero un mes después llegó a la sede del club bajo los efectos del alcohol, lo que provocó un incidente perturbador que le llevó a buscar tratamiento por abuso de alcohol y a ser colocado en la lista restringida. A pesar de la excelente temporada del lanzador Gerrit Cole, firme candidato al premio Cy Young, el equipo tuvo problemas. A finales de junio, estaban casi 10 partidos por detrás del equipo que ocupaba el primer puesto, y cuando el propietario Steinbrenner expresó su confusión por la frustración de los aficionados, esto no hizo más que intensificar su descontento.

El jugador de campo DJ LeMahieu declaró que quería un reinicio de toda la temporada, mientras que el lanzador as Gerrit Cole prefirió no comentar lo que salió mal con los Yankees este año cuando fue preguntado por The Athletic. Sin embargo, Aaron Judge tenía su propia opinión al respecto.

Según Aaron Judge, sólo podía hablar desde su perspectiva como jugador y no quería ahondar en cuestiones organizativas porque no era su responsabilidad. Afirmó que la cuestión clave era enfrentarse a lesiones críticas en momentos inoportunos y carecer de la profundidad necesaria para cubrir esas lagunas.

Los Yankees se enfrentaron a numerosas lesiones y a actuaciones decepcionantes de sus jugadores estrella. Su plantilla no estaba bien preparada para afrontar estos contratiempos. Tuvieron que recurrir a adquisiciones de última hora como Jake Bauers, Franchy Cordero, Billy McKinney y Willie Calhoun, que no fueron capaces de llenar los huecos dejados por los jugadores lesionados. Estos sustitutos carecían de un historial que sugiriera que podrían tener un impacto significativo cuando la adversidad les golpeara repetidamente.

Las señales de bajón de los Yankees se remontan a 2022

La temporada anterior ya habían aparecido indicios preocupantes. En 2022, los Yankees habían liderado la AL en carreras anotadas durante la temporada, pero su rendimiento bajó significativamente desde el 1 de agosto hasta el final de la temporada regular, donde tuvieron un récord de 29 victorias y 29 derrotas. Carecían de un jardinero izquierdo consistente, y jugadores como Donaldson, Stanton, Isiah Kiner-Falefa y LeMahieu no cumplieron las expectativas. Su ofensiva dependía en gran medida de Judge, quien tuvo una temporada histórica con 62 jonrones, estableciendo un récord de una sola temporada en la Liga Americana.

En la Serie de División AL, los Yankees sufrieron para derrotar a los Guardianes de Cleveland, avanzando por poco. Sin embargo, en la Serie de Campeonato, sufrieron una aplastante derrota a manos de los Astros de Houston, perdiendo los cuatro partidos y siendo superados por 18-9.

Aaron Judge, capitán de los Yankees, con su muñeco en el Yankee Stadium.
NYY

Pero Hal Steinbrenner parecía creer que la plantilla aún requería mejoras adicionales. El multimillonario comunicó a los periodistas el 21 de diciembre que no habían terminado sus planes. Sin embargo, tras la adquisición de Rodon, los Yankees sólo trajeron a Cordero, un jardinero con un éxito limitado en las grandes ligas. Un instructor anónimo de los Yankees expresó su sorpresa por el hecho de que el equipo no incorporara a ningún jugador ofensivo durante la pasada temporada baja. Además, el instructor planteó dudas sobre la confianza del equipo en Donaldson y Hicks tras sus decepcionantes actuaciones en la temporada anterior.

En 2023, los mismos problemas persistieron, y tuvieron un impacto negativo en los Yankees. Aaron Hicks, Josh Donaldson y Harrison Bader, de bajo rendimiento, fueron liberados por los Yankees. Stanton se perdió seis semanas y tuvo una temporada decepcionante, que describió como “terrible” para él mismo. LeMahieu tuvo problemas con un promedio de bateo de .220 en la primera mitad de la temporada. Kiner-Falefa había pasado a desempeñar un papel de utilitario, en el que su defensa era decente, pero su rendimiento al bate estaba por debajo de la media de la liga, con un OPS+ de 78.

Sin embargo, a mediados de mayo, los Yankees se aferraban a la esperanza de que si recuperaban la salud, su suerte podría cambiar, a pesar de caer al cuarto puesto de la división. Pero pronto perdieron a Aaron Judge por lesión.

Sin Aaron Judge, los Yankees tuvieron problemas y sólo consiguieron un récord de 19-23.

Aaron Judge recordó el momento en que el equipo se enfrentaba a una situación difícil, luchando por el título de división. Señaló que Tampa Bay lideraba la división, pero su equipo se encontró con varios contratiempos. Entre ellas, su propia lesión, la ausencia de Giancarlo Stanton, el prolongado tiempo libre de Josh Donaldson, la lesión de Carlos Rodón y la colisión de Anthony Rizzo.

Los Yankees necesitan una revisión

Casi todos los 46.707 aficionados presentes el domingo por la noche están de pie cuando Aaron Judge se acerca al plato durante la tercera entrada contra los Boston Red Sox el domingo 25 de septiembre de 2022 en el Yankee Stadium. El juez caminó.
Andrew Mills | NJ Advance Media

Los aficionados de los Yankees tienen opiniones encontradas sobre Boone. Algunos admiran sus apasionadas expulsiones y su memorable cuadrangular en el séptimo partido de la ALCS de 2003, que le aseguró un lugar en la historia de los Yankees. Sin embargo, otros critican su inquebrantable optimismo y su tendencia a hacer todo lo posible por apoyar a sus jugadores. A pesar de ello, los propios jugadores sienten una gran afinidad por él. Tanto Aaron Judge como LeMahieu han defendido públicamente a Boone durante las entrevistas de esta temporada. Con un año más de contrato y teniendo en cuenta los retos a los que se enfrentaba el equipo, no todos los aficionados creen que Boone deba cargar con la culpa de la decepcionante temporada de los Yankees. Si los Yankees se desprendieran del entrenador de 50 años sin hacer otros cambios significativos, podría considerarse que le echan la culpa únicamente a él, lo que podría dirigir más frustración de los aficionados hacia Cashman.

El Director General (GM) de los Yankees, Cashman, firmó recientemente una ampliación de contrato de cuatro años, y muchos creen que está seguro en su puesto. Esta confianza se debe a su impresionante historial de 21 apariciones en los playoffs en 25 temporadas y a su estrecha relación con Steinbrenner, el propietario del equipo. Sin embargo, el equipo puede plantearse cambios en otras áreas. Por ejemplo, podrían decidir sustituir a Eric Cressey, responsable de la salud y el rendimiento de los jugadores, sobre todo después de otra temporada marcada por las lesiones.

Cashman declaró que se realizaría una evaluación para todos, incluido él mismo. Deben abordar tanto el aspecto ofensivo como el defensivo. Hasta el lunes, el ataque ocupaba el puesto 24 en carreras anotadas, el 24 en carreras por partido y el penúltimo en promedio de bateo. A pesar del excelente rendimiento de Cole (14-4, 2,75 ERA), el equipo de lanzadores titulares ocupa el puesto 19 en fWAR y tiene un ERA de 4,41.

El equipo también podría tener que revisar sus prácticas médicas. A pesar de renovar su departamento de fuerza y acondicionamiento en 2020, con Eric Cressey a la cabeza, los Yankees se han clasificado constantemente entre los 10 primeros en términos de jugadores que aterrizan en la lista de lesionados cada año desde 2017, según Spotrac.

Cashman no puede permitirse repetir los mismos problemas a los que se enfrentaron los Yankees en 2023, que tuvieron su origen en 2022 y antes. Ha reconocido que la plantilla que confeccionó no era lo suficientemente fuerte como para soportar la oleada de lesiones que asoló a los Yankees.

Ésa fue la principal lección que Aaron Judge extrajo al contemplar la pésima temporada de béisbol de los Yankees, que se erige como una de las peores presenciadas por los aficionados de los Yankees en más de 30 años. Como líder, está ansioso por cambiar esa situación y saborear el éxito del campeonato.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.