El bullpen de los Yankees se recarga dando prioridad a una estrategia que induzca al grounder para recuperar la forma de élite

Yankees bullpen star Clay Holmes
Sara Molnick
jueves febrero 8, 2024

La temporada pasada, los Yankees sufrieron en ataque (25º en carreras anotadas), lo que hizo que todo el mundo se preguntara: “¿Dónde estaban las carreras?”. Pero su cuerpo de lanzadores no fue un strike completo. Aunque no ha sido precisamente un equipo brillante, el bullpen se ha mantenido a flote, ocupando el 16º puesto en WAR. Sin embargo, bajas clave como las de Wandy Peralta y Michael King, entre otras, hicieron temer que se repitiera ese éxito en 2024.

Pero no temáis, fans de los Yankees. Los pinstripes no han abandonado su fórmula ganadora: inducir balones a tierra, y muchos. Esta filosofía, defendida por el entrenador de lanzadores Matt Blake, explica la reciente adquisición de Víctor González y Caleb Ferguson, dos zurdos especialistas en pelotazos a ras de suelo arrebatados a los Dodgers.

La estrategia del bullpen de los Yankees se centra en los ground balls

Fieles a su filosofía, los Yankees se centraron en especialistas en bolas de tierra como Víctor González y Caleb Ferguson de los Dodgers.

Estos no son lanzadores normales. Son magos de la pelota en el suelo, conjurando débiles regates y perezosas bolas volantes como conejos sacados de una chistera. ¿Recuerdas 2022? Los Yankees lideraron las mayores en tasa de bolas por tierra (50,6%), manteniendo un dominante 49,1% en 2023 y terminando quintos en WAR. Ahora, imagina a González y Ferguson uniendo fuerzas con Clay Holmes e Ian Hamilton, ambos entre los 15 mejores jugadores de la temporada pasada. Este temible cuarteto podría convertir las alineaciones contrarias en un mar de pop-ups frustrados, teniendo en cuenta que el bullpen medio genera un mísero 43% de bolas de tierra.

victor-gonzalez-new-york-yankees
Gary A. Vasquez/USA TODAY Sports

“Ya han tenido éxito con este tipo de lanzadores”, dice un ojeador de la Liga Nacional, con la voz cargada de respeto por los Yankees. “Esperen que sigan rodando y tal vez incluso prosperen bajo el sistema de los Yankees, donde saben cómo maximizar el potencial”.

González y Ferguson se unen a los especialistas Clay Holmes e Ian Hamilton, que se clasificaron entre los 15 mejores relevistas la temporada pasada. Hamilton alcanzó incluso el mejor registro de su carrera con un 55,1% en su año de debut, seguido de cerca por Jonathan Loaisiga (54,7%).

Y la obsesión por los balones en tierra no acaba ahí. Por ejemplo, Matt Krook, una pieza de profundidad cuyos números en ligas menores gritan “máquina de pelotazos” con tasas superiores al 60%. Incluso Yerry de los Santos, que no ha sido invitado al roster, ostenta un respetable porcentaje del 51,8%. El mensaje es claro: los Yankees valoran las bolas de tierra como diamantes en bruto.

Pero, ¿por qué esta dedicación inquebrantable a los grounders? La respuesta está en minimizar los daños. Las bolas volantes se traducen en potenciales home runs, dobles y bases extra, pesadillas para cualquier equipo de lanzadores. En cambio, los balones a ras de suelo ofrecen más control. Los infielders pueden engullirlos, convirtiendo posibles rallies en outs inofensivos.

El bullpen de los Yankees de 2023.
yankeesmafia

El entrenador de lanzadores Matt Blake se ha convertido en el maestro de esta sinfonía de bolas de tierra. No hay más que ver las historias de éxito de Hamilton, Holmes, Peralta y Luetge, lanzadores que, bajo su tutela, se convirtieron en maestros de la pelota en el suelo. Su éxito dice mucho de la eficacia de esta filosofía.

Por supuesto, el ataque sigue siendo una preocupación. Pero con su bullpen, más fuerte que nunca, los Yankees podrían dar un respiro a sus bateadores. Imagínese esto: un bateador conecta, pero en lugar de elevarse por encima de la valla, la pelota se desliza inofensivamente hacia la primera base. Un suspiro de alivio invade a los fieles de los Yankees cuando se registra el out. Repite este escenario suficientes veces y tendrás una receta para el éxito, incluso con un ataque poco explosivo.

Incluso brazos de profundidad como Matt Krook (49,1% en 2023 en las ligas menores) y Yerry de los Santos (51,8% en Triple-A en 2023) se suman al enfoque en las bolas de tierra.

Esta filosofía, encabezada por el entrenador de lanzadores Matt Blake, ha tenido éxito con relevistas rejuvenecedores como Hamilton, Holmes, Peralta y Lucas Luetge. ¿Podrán González y Ferguson ampliar este legado? Eso esperan los Yankees, que quieren mantener la fortaleza de su bullpen en 2024.

Así, mientras el resto del mundo del béisbol persigue los strikeouts y el calor de alta velocidad, los Yankees marchan al ritmo de un tambor diferente. Su bullpen, armado con palas y un apetito insaciable por las bolas de tierra, está listo para acallar a los escépticos y continuar su reinado como los reyes de los pop-ups y los regates débiles. Prepárense, bateadores rivales, están a punto de entrar en un cementerio de bolas por tierra, al estilo del Yankee Stadium.

¿Qué le parece? deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.