Aaron Judge provoca la remontada de los Yankees contra los Tigres y convierte el trampolín de la esperanza

Aaron Judge and Anthony Rizzo  are after the Yankees' 2-1 victory over the Detroit Tigers on Friday, May 3, 2024.

El viernes por la noche, los Yankees de Nueva York parecían estar al borde del desastre. Durante ocho agotadoras entradas, estuvieron sumidos en la frustración, obstaculizados por débiles bateos, nueve ponches y dos dobles jugadas que anularon eficazmente cualquier intento de remontar. El escenario estaba preparado para lo que podría haber sido la cuarta derrota de los Yankees en cinco partidos y su sexta blanqueada de la temporada, todo ello presenciado por un descorazonado público local de 37.386 espectadores en el Yankee Stadium.

Sin embargo, la novena entrada supuso un inesperado cambio de suerte para los Yankees. En una emocionante victoria por la mínima, Giancarlo Stanton hizo un doblete decisivo que empató el partido, seguido de un sencillo de Anthony Rizzo con el que se ganó el partido, que supuso un dramático triunfo por 2-1 sobre los sorprendentemente formidables Tigres de Detroit.

Pero el verdadero mérito de la victoria de los Yankees recae en la heroicidad de la última entrada, iniciada por Aaron Judge, que empezó la novena con un sencillo contra James Foley, uno de los relevistas más destacados de los Tigres esta temporada. Aunque no fue un jonrón ni el hit ganador del partido, el batazo de base de Judge proporcionó una chispa muy necesaria a la dormida ofensiva de los Yankees.

Durante una entrevista posterior al partido con Meredith Marakovits, de YES Network, Rizzo subrayó el papel vital que Judge desempeñó en encender la energía del equipo. Se refirió cariñosamente a Judge como su “Capitán” y líder, destacando la inyección de moral que supone su presencia en el plato y la sensación colectiva de alivio cuando llega sano y salvo a la base.

“Cuando Judgey se va, nos vamos todos. Es una parte muy importante de nuestro ataque”, dijo. “Es nuestro capitán. Es nuestro líder. Que subiera fue una gran exhalación”.

El mánager Aaron Boone se hizo eco del sentimiento de Rizzo, expresando su satisfacción por la resistencia del equipo y el impulso positivo generado por el golpe clave de Judge. Elogió al equipo por su mejor planteamiento en el plato a lo largo del partido, subrayando la importancia de aprovechar las oportunidades de marcar cuando se presentaban.

“Aaron ha hecho un buen trabajo poniéndonos las cosas en su sitio y luego ha hecho unos bates muy buenos para seguir adelante”, dijo.

El doblete de Stanton que empató el partido, que siguió al inteligente bunt single de Alex Verdugo y al hit de Judge, subrayó aún más la importancia de que Judge llegara a la base. En su entrevista posterior al partido, Stanton dio crédito a Verdugo por su decisivo bateo, que preparó el terreno para que empujara a Judge y, en última instancia, asegurara la victoria de los Yankees.

Estos momentos cruciales de la novena entrada pusieron de relieve la capacidad de los Yankees para recuperarse bajo presión y aprovechar las oportunidades de gol, evitando una derrota potencialmente desmoralizadora y salvando una dramática victoria.

El rally de los Yankees

Anthony Rizzo de los Yankees de Nueva York, en el centro, celebra con sus compañeros de equipo después de batear un sencillo RBI durante la novena entrada de un partido de béisbol contra los Tigres de Detroit, el viernes 3 de mayo de 2024, en Nueva York. Los Yankees ganaron 2-1.
(AP Photo/Frank Franklin II)

Giancarlo Stanton se mostró optimista sobre el potencial de la alineación de los Yankees para cambiar las tornas, a pesar de sus dificultades iniciales en el plato a lo largo del partido.

“Aunque al principio no funcionábamos a pleno rendimiento, teníamos la sensación de que podíamos abrirnos paso”, señaló Stanton. “El aspecto crucial era aprovechar cualquier oportunidad que se nos presentara y, afortunadamente, conseguimos lograrlo en los últimos compases del partido”.

La resistencia de los Yankees se puso de manifiesto en la parte baja de la novena entrada, cuando cuatro bateadores consecutivos llegaron a base, asegurando finalmente la victoria. Esta actuación sirvió como prueba de su capacidad para estar a la altura de las circunstancias y aprovechar los momentos cruciales del partido.

La dramática victoria del viernes tuvo un peso inmenso para los Yankees, sobre todo a la luz del agotador tramo de 17 partidos consecutivos que están atravesando actualmente. A principios de semana, sufrieron una desalentadora derrota en la serie ante los Orioles de Baltimore, consiguiendo anotar sólo seis carreras mientras lidiaban con problemas ofensivos.

Aaron Judge inició la remontada de los Yankees en la novena entrada contra los Tigres en el Yankee Stadium el 3 de mayo de 2024.
AP

Reflexionando sobre los recientes retos ofensivos del equipo, Anthony Rizzo reconoció la falta de impulso, pero elogió su inquebrantable determinación. Hizo hincapié en la importancia de que un solo jugador inicie una remontada, destacando el efecto dominó que puede tener en todo el equipo. Rizzo subrayó la importancia de conseguir victorias, especialmente en los momentos difíciles, ya que cada partido contribuye a los objetivos generales de la temporada.

“La ofensiva no se armó mucho”, dijo el primera base de los Yankees. “Pero con esta ofensiva, basta con que un tipo se ponga en marcha para que sigamos machacando. Ganar así, cuando no hacemos clic, es importante en el futuro. Sé que sólo es un partido, pero todos los partidos importan”.

Los Yankees acogieron con satisfacción la emocionante victoria por la mínima del viernes, que no sólo rompió una racha de derrotas, sino que también les ayudó a recuperar el equilibrio. Sin embargo, el equipo ha tenido problemas para mantener la consistencia ofensiva a lo largo de la temporada, lo que supone un reto constante.

Al hablar de la importancia de recuperarse, Alex Verdugo hizo hincapié en la necesidad de recuperar el impulso y encadenar una serie de victorias. Aunque reconoció la amenaza inminente de otro cierre, subrayó la importancia de mantener una actitud positiva. Verdugo destacó específicamente el impacto de Aaron Judge, que empezó la novena entrada con un hit, marcando un tono positivo para el equipo y demostrando el valor de poner a su “capitán” en base pronto. Concluyó subrayando la importancia de tener a Judge sano y contribuyendo en el campo.

“Tuvimos a nuestro capitán empezando esa entrada de la manera correcta”, dijo. Siempre que tienes al primero, es otra cosa… sólo tenemos que sacarlo”.

La presión recae sin duda sobre Judge para que recupere su forma de MVP. Con una media de bateo actual de sólo 0,200 y un porcentaje de bases de 0,336, los Yankees esperan que la actuación del viernes sirva de catalizador y le impulse de nuevo a su habitual dominio ofensivo.

Con dos partidos más contra los Tigres antes de un merecido día de descanso, los Yankees consideran esta victoria como un posible punto de inflexión, no sólo para el rendimiento general del equipo, sino también para el regreso de Judge a su faceta goleadora.

El seleccionador Aaron Boone se hizo eco de este sentimiento. Aunque reconoció el reciente bajón ofensivo, se mostró optimista respecto a que la heroicidad del viernes en las últimas entradas pueda servir de catalizador para la mejora. Boone hizo hincapié en su deseo de que el equipo recupere su ímpetu ofensivo y empiece a producir carreras de forma constante de cara al futuro.

¿Qué te parece? Deja tu comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.