Los Yankees se dirigen a Tampa con una rotación llena de esperanzas e interrogantes

Yankees ace Gerrit Cole with the 2023 Cy Young Award.

Mientras los camiones de equipamiento de los Yankees se dirigen al sur, hacia Tampa, tanto el optimismo como la ambigüedad envuelven la lista de lanzadores del equipo. Aunque las importantes adquisiciones han aliviado ciertas preocupaciones, persisten las incertidumbres a punto de comenzar oficialmente los entrenamientos de primavera.

Hasta hace una semana, el director general de los Yankees, Brian Cashman, estaba en la cresta de la ola del éxito de la temporada baja. El orden de bateo de Nueva York parecía muy superior y más profundo gracias a la adquisición de los bateadores zurdos Alex Verdugo y Juan Soto mediante traspasos en las Reuniones Invernales.

El fichaje por dos años y 37 millones de dólares de Marcus Stroman sirvió como un Plan B más que adecuado después de que Jordan Montgomery dejara claro que no quería volver, mientras que el codiciado as Blake Snell rechazó la propuesta de Cashman de cinco años y 140 millones de dólares.

Sin embargo, las preguntas persisten en torno a la rotación de los Yankees más allá de los ases Gerrit Cole y Stroman. El mejor bullpen de la liga en 2022 necesita un brazo veterano probado, especialmente del lado izquierdo.

Pero Cashman se quedó de brazos cruzados mientras Wandy Peralta firmaba un pacto de cuatro años y 16,5 millones de dólares con los Padres el pasado jueves. Al día siguiente, otro relevista agente libre de los Yankees estaba fuera del tablero cuando Keynan Middleton – una sólida adquisición de la fecha límite de comercio – se unió a los Cardenales en un acuerdo de un año en lugar de regresar al Bronx. La semana pasada, los Yankees también perdieron a los ex Astro Héctor Neris (Cubs) y Robert Stephenson (Angels).

Entonces se produjo una conmoción cuando los Orioles, rivales de división, traspasaron al as Corbin Burnes. Baltimore ganó la AL Este en 2022 sin un verdadero número uno, pero ahora cuenta con un caballo de élite que rivalizó con la maestría de Cole en las últimas temporadas en Milwaukee. Con sus jóvenes estrellas cada vez mejores, los O’s se han vuelto mucho más temibles para las aspiraciones de los Yankees en la AL Este.

La temporada baja de los Yankees: De la esperanza a la desesperación

La incorporación de los bateadores zurdos Alex Verdugo y Juan Soto refuerza innegablemente la potencia y profundidad de la alineación. El entrenador Aaron Boone destacó su impacto, afirmando que “aportan potentes bates zurdos a la alineación, mejorando significativamente su profundidad y potencia.” Esta mejora ofensiva está preparada para ofrecer más consistencia y explosividad, impulsando potencialmente a los Yankees hacia sus aspiraciones de campeonato.

Aunque Gerrit Cole sigue siendo el as del equipo, la incorporación de Marcus Stroman añade fuerza a la rotación titular. Sin embargo, la incertidumbre rodea a otros lanzadores. Carlos Rodón y Nestor Cortes regresan de sendas lesiones, lo que plantea dudas sobre su durabilidad y rendimiento. El joven lanzador Clarke Schmidt sigue desarrollándose, y su contribución constante aún está por determinar. El catcher José Treviño se mostró optimista respecto a Stroman, destacando sus impresionantes habilidades y su potencial sinergia con el equipo. El éxito de la rotación depende de la salud y consistencia de estos lanzadores, con el prospecto Austin Wells ofreciendo apoyo en el futuro.

A pesar de contar con un sólido bullpen la temporada pasada, los Yankees carecen de un lanzador zurdo veterano, lo que crea un vacío. Las salidas han dejado opciones no probadas como Clayton Beeter y Luis Gil para demostrar su valía en las grandes ligas. Resolver esta carencia es vital para asegurar las victorias en los últimos partidos y fortalecer el cuerpo de lanzadores.

Juan Soto de los Yankees y Corbin Burnes de los Orioles.

La inesperada adquisición por parte de los Orioles de Baltimore del lanzador as Corbin Burnes añade complejidad a la competición de la AL Este. Frente a un rival más fuerte, los Yankees deben estar a la altura y hacer valer sus aspiraciones al campeonato. El director Boone reconoció el reto, reconociendo el talento de Burnes y el panorama competitivo. Los Yankees deben estar preparados para una mayor competencia dentro de la división.

A pesar de las importantes adquisiciones, el Director General Brian Cashman sigue abierto a nuevas mejoras. Su cauto optimismo refleja un enfoque equilibrado, que reconoce el potencial del equipo al tiempo que admite la necesidad de una mejora continua. Como reiteró Boone, el éxito depende de la capacidad del equipo para aprovechar su potencial.

¿Podrá la renovada alineación de los Yankees compensar las preocupaciones sobre el lanzamiento y el bullpen? ¿Se tomarán medidas adicionales para subsanar estas deficiencias? ¿Cómo navegarán por la competitiva AL Este con los Orioles reforzados por Burnes?

La próxima temporada contiene las respuestas. El éxito de los Yankees depende de que superen los retos, mantengan la salud y ofrezcan su mejor rendimiento. En cualquier caso, la temporada 2024 promete un viaje atractivo y emocionante para los aficionados de los Yankees.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.