Los 10 mejores fichajes de agentes libres de los Yankees

Los Yankees han fichado a muchos agentes libres a lo largo de los años. Mientras que muchos se convirtieron en éxitos rotundos, otros resultaron ser un asunto costoso para el equipo que ostenta el mayor número de victorias en las Series Mundiales. Todos ellos han sido noticia, ya sea por ayudar al equipo a alcanzar nuevas cotas o por convertirse en quebraderos de cabeza para los fieles del Bronx.

Esta es la lista de los diez mejores agentes libres firmados por los Yankees. Su selección se basa en lo grandes que eran en el momento de su fichaje y en su rendimiento.

#10. David Cone, 1995

Cone llegó al Bronx a mediados de 1995 en un intercambio con los Blue Jays. Sin embargo, se convirtió en agente libre, a quien los Yankees volvieron a contratar por 19,5 millones de dólares y tres años. Fue una pieza clave en las cuatro victorias de los Yankees en las Series Mundiales. En 14 partidos de postemporada, fue 6-1 con un ERA de 3,86 en 12 salidas.

Cone era mucho más que su récord de 64-40 y su ERA de 3,91 como yanqui. Mostró su liderazgo tras recuperarse de un aneurisma en 1996. Cone lanzó un partido perfecto el 18 de julio de 1999 contra Montreal ante su público.

#9. Mike Mussina, 2000

Los Yankees firmaron con Mussina un contrato de seis años y 88,5 millones de dólares después de la temporada 2000. Esto dio a un equipo que ya había ganado tres campeonatos otro lanzador as. Con la ayuda de Mussina, los Yankees avanzaron a otras dos Series Mundiales aunque no ganaron otro anillo. Pero Mussina se quedó y lanzó su primera temporada de 20 victorias en 2008, que fue el último año de su carrera en los Yankees.

Los Yankees admiraban la fiabilidad de Mussina. Como yanqui, logró 123 victorias y 72 derrotas, con un ERA de 3,88, lo que le ayudó a forjarse un currículum para el Salón de la Fama. Lanzó en varios partidos memorables de postemporada, incluidas siete entradas sin anotar en el famoso partido Flip Play y tres entradas cruciales sin anotar en el séptimo partido de la ALCS de 2003, que preparó el momento de Aaron Boone.

#8. Jason Giambi, 2001

Giambi sustituyó al popular Tino Martínez, que llegó antes para relevar a Don Mattingly. Firmó un contrato de siete años y 120 millones de dólares tras convertirse en agente libre en el invierno de 2001. Llevaba el No. 25 porque 2 + 5 es igual a 7, el número de Mickey Mantle, a quien el padre de Giambi consideraba su jugador favorito.

Durante su etapa en Nueva York, Giambi bateó 209 jonrones, llegó a la base el .404 de las veces y tuvo un OPS de .925 de 2002 a 2008. Sin embargo, se le relacionó con el escándalo BALCO a principios de 2004 y, al parecer, pidió una disculpa no específica en 2005.

#7. Hideki Matsui, 2002

Aunque firmó un contrato menor en comparación con el primer contrato japonés de los Yankees, los aficionados respiraron aliviados cuando Matsui firmó con los Yankees. Nueva York ya había fichado al lanzador japonés Hideki Irabu. Pero Matsui resultó ser un ganador de títulos para ellos.

Matsui era una gran estrella en Japón porque el año anterior bateó 50 jonrones y jugó muchos partidos seguidos. Llamado cariñosamente Godzilla, acumuló cuatro temporadas con 100 carreras impulsadas y fue el jugador más valioso de las Series Mundiales de 2009.

#6. Gerrit Cole, 2020

Los aficionados llevan años quejándose de que los Yankees no tienen un lanzador as para el primer partido de una serie de playoffs. Los Yankees pusieron fin a esa queja fichando a Gerrit Cole, un lanzador que les gustaba desde que estaba en el instituto. Su contrato de 324 millones de dólares a lo largo de nueve años es la mayor cantidad de dinero jamás concedida a un lanzador en el Bronx.

Cole logró un récord de 7-3 y una ERA de 2,84 en 2020. La temporada siguiente, ponchó a 243 y tuvo un ERA de 3,23, mientras que sus 16 victorias fueron más que la mayoría en la Liga Americana. En 2022, superó el récord del equipo de Ron Guidry en 1978 y terminó con 257 strikeouts, el mejor de la MLB. Su ERA fue de 3,50.

#5. Dave Winfield, 1980

Los Yankees son buenos dando a los jugadores los contratos mejor pagados, y lo hicieron con Winfield en 1980 cuando le dieron un contrato de 10 años y 23 millones de dólares. En su momento, fue el más rico de la historia del béisbol. En nueve años con los Yankees, Winfield bateó 205 jonrones, tuvo un OPS+ de 134 y fue nombrado miembro de ocho equipos All-Star. Además, la pelea con Mattingly por el título de bateo de la AL en 1984 fue un acontecimiento memorable.

Durante su etapa en los Yankees, también se peleó con George Steinbrenner, que le llamaba “Mr. May”.

#4. Alex Rodríguez, 2007

Alex Rodriguez está en una pose graciosa

Cuando se corrió la voz de que A-Rod iba a rescindir los tres últimos años de su contrato durante el cuarto partido de las Series Mundiales de 2007, la cosa no moló. Eso causó cierto drama a rayas e hizo que la gente se preguntara si alguna vez volvería a los Yankees.

Pero con la ayuda de Goldman Sachs, los Yankees y Rodrguez llegaron finalmente a un acuerdo sobre un contrato de 10 aos y 275 millones de dlares. En aquel momento, era el mayor contrato del deporte. Aunque Alex Rodríguez no pudo tener otro año MVP, su destreza en el bateo fue un activo para los Yankees y llegaron a ganar la Serie Mundial de 2009.

#3. CC Sabathia, 2008

Tal vez sea tramposo poner “El derroche de 2008-09” en un solo lugar, pero es difícil encajar tantos derroches de los Yankees en una lista de 10. Así que un poco de mentira sí. Los Yankees gastaron un total de 423,5 millones de dólares ese invierno para fichar a CC Sabathia, Mark Teixeira y AJ Burnett. Dio sus frutos enseguida, cuando ganaron las Series Mundiales en 2009. Además, Sabathia fue el líder de las Grandes Ligas con el máximo de victorias durante dos años consecutivos.

#2. Cazador de siluros, 1975

A Hunter, que firmó un contrato por valor de 3,75 millones de dólares en cinco años, se le atribuye el mérito de haber impulsado hasta nuevas cotas a un equipo que ya era lo bastante bueno como para ganar. Este fichaje fue enorme en los primeros días de la agencia libre. Hunter llegó a la temporada de 1975 con mucha experiencia en campeonatos, tras haber ganado tres veces seguidas las Series Mundiales con Oakland de 1972 a 1974.

En su primer año con los Yankees, lideró las Grandes Ligas con 23 victorias, 328 entradas y 30 partidos completos. Al año siguiente, Hunter logró un balance de 17-15 y condujo a los Yankees al primero de sus tres títulos consecutivos de las Series Mundiales, entre 1976 y 1978.

#1. Reggie Jackson, 1976

Era un partido perfecto en un mercado libre. El mejor jugador de béisbol se fue con el mejor propietario que quería estrellas y jugó a lo grande para él. Tras la temporada de 1976, Reggie Jackson firmó un contrato de cinco años por valor de unos 3 millones de dólares. Luego se le conoció como “Mr. Octubre” al batear tres jonrones en el sexto partido de las Series Mundiales de 1977. Los Yankees volvieron a ganar el Clásico de Otoño con Jackson al año siguiente, y fueron a un tercero en 1981. Durante la vigencia del contrato, fue cinco veces All-Star y bateó 144 jonrones e impulsó 461 carreras para los Yankees.

Jackson llamaba mucho la atención tanto por sus bateos como por sus peleas, y siempre daba lo mejor de sí mismo en el campo. Sus estadísticas en los playoffs son de 1,090 OPS y 12 home runs en 34 partidos.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.