El cataclísmico final de Carlos Rodón asusta a los Yankees con un récord no deseado

carlos-rodon-new-york-yankees
John Allen
sábado septiembre 30, 2023

La calamitosa primera temporada de Carlos Rodon con los Yankees concluyó el viernes por la noche en Kansas City, y fue poco menos que catastrófica. En un debut de pesadilla contra los Royals, se enfrentó a ocho bateadores en la parte baja de la primera entrada y no retiró a ninguno. Durante esta desastrosa entrada, Carlos Rodon cedió ocho carreras en seis hits, mientras emitía dos bases por bolas. Con un comienzo tan escandaloso, los Yankees se encontraron con un déficit insalvable y acabaron perdiendo por 12-5 en el inicio de su última serie de la temporada.

Su desastrosa actuación ha grabado una desafortunada marca en la historia de los Yankees, ya que Carlos Rodón se convierte en el único abridor en la historia del equipo que concede ocho carreras sin lograr registrar un out. Sumado a la ignominia, según ESPN Stats and Info, es el primer abridor desde la salida de Steve Matz para los Mets de Nueva York en 2019 en enfrentar a ocho bateadores sin asegurar un out.

La salida de pesadilla de Carlos Rodon le permitió a los ocho primeros bateadores a los que se enfrentó llegar a la base antes de que el entrenador Aaron Boone lo sacara del partido, con las bases llenas y los Yankees perdiendo 5-0. Lamentablemente, los tres corredores heredados finalmente cruzaron el plato, lo que llevó a que ocho carreras se atribuyeran a la línea de Carlos Rodon. A lo largo de este calvario, el abridor de los Yankees cedió seis hits y dio dos paseos, todo ello mientras lanzaba 35 lanzamientos a pesar de su incapacidad para sobrevivir a la primera entrada.

La pésima salida de Carlos Rodón es una desalentadora continuación de su reciente comunicación con los aficionados de los Yankees, en la que transmitió su frustración por su decepcionante rendimiento. Prometió enmendarse y demostrar sus capacidades durante las cinco temporadas restantes de su sustancioso contrato. En diciembre, el lanzador firmó un lucrativo contrato de seis años y 162 millones de dólares como agente libre con los Yankees. Sin embargo, sus resultados sobre el terreno han sido lamentablemente insuficientes, muy por debajo de las expectativas asociadas a un contrato tan importante.

El desastre llamado Carlos Rodon

carlos-rodon-ny-yankees
(AP Photo/Colin E. Braley)

En lo que puede describirse como una temporada mejor olvidada, Carlos Rodon ofreció una última salida desastrosa que personificó las luchas del año. El zurdo de los Yankees se encontró en una situación desesperada, ya que se enfrentó a ocho bateadores y realizó 35 lanzamientos sin conseguir un out.

Por segunda salida consecutiva, Carlos Rodón mostró una notable disminución de la velocidad, incluyendo su bola rápida con un promedio de 93,6 mph, que fue de 1,7 mph por debajo de su promedio de temporada. Aunque había superado los problemas de velocidad en su anterior salida contra los Diamondbacks, esta vez la suerte no estuvo de su lado.

Los Reales de Kansas City (55-105) no perdieron tiempo en aprovechar la vulnerabilidad de Carlos Rodon. En una primera entrada de pesadilla, los ocho bateadores a los que se enfrentó anotaron, lo que condujo a la decisiva victoria por 12-5 de los Royals sobre los Yankees en el Kauffman Stadium.

Esta salida marcó el 15º jonrón que Carlos Rodón ha permitido esta temporada, con una tasa de 2,1 jonrones por nueve entradas, la más alta de su carrera.

La pesadilla continuó cuando permitió tres sencillos consecutivos y caminó Logan Porter, el bateador No. 8, en una cuenta completa, cargando las bases. En ese momento, el entrenador de los Yankees, Aaron Boone, decidió poner fin al calvario de Carlos Rodon y recurrió al bullpen en busca de relevo.

Carlos Rodon tenía una mirada de incredulidad mientras salía del montículo, enfrentándose a una desalentadora desventaja de 5-0 que rápidamente aumentó a 9-0 antes de que la primera entrada pudiera concluir misericordiosamente.

Sin otra opción, el capitán de los Yankees Aaron Boone tomó a regañadientes la decisión de poner fin a su noche después de que emitió un paseo al receptor de los Reales Logan Porter, cargando las bases y provocando la llegada del relevista Matt Bowman desde el bullpen del visitante. Carlos Rodon, en un giro frustrante de los acontecimientos, no pudo dominar a ninguno de los bateadores de Kansas City, y su velocidad general disminuyó notablemente en todos los ámbitos.

As a ass-whipped

Carlos Rodon perdió para los Yankees contra los Rockies el viernes.
AP

La calamitosa despedida de Carlos Rodón de su temporada de debut como Yankee ha borrado cualquier atisbo de impulso que había logrado construir durante el mes de septiembre. El zurdo había mostrado signos de mejora en sus últimas salidas, lanzando más en los partidos y mostrando destellos de sus habilidades de as.

Aunque no había recuperado la forma de sus dos temporadas anteriores con los White Sox y los Giants, su progreso era prometedor. Carlos Rodon comenzó el año en la lista de lesionados debido a lesiones en el antebrazo y la espalda, y tuvo que soportar una segunda IL por una distensión en los isquiotibiales en agosto.

A pesar de haber conseguido un impulso a finales de temporada con un ERA de 3,50 y 23 ponches en 18 entradas en sus tres últimas salidas, la desastrosa actuación del viernes ensombrece cualquier optimismo de cara a la temporada baja.

Carlos Rodón expresó su anticipación por la próxima salida contra Kansas City y su deseo de terminar la temporada con una nota positiva. Hizo estas declaraciones el domingo en el Yankee Stadium después de completar 6 1/3 entradas contra los Diamondbacks.

El ERA de Carlos Rodón, que abarca 13 salidas en 2023, experimentó una fuerte escalada el viernes al ceder ocho carreras ganadas, pasando de 5,74 a un sombrío 6,85. Esta pésima actuación hará que su confianza y su moral caigan en picado, sobre todo si se tiene en cuenta que se produjo contra uno de los equipos más débiles de la liga. Para Carlos Rodon, que pasó gran parte de la temporada en la lista de lesionados, esta actuación consolida una primera impresión poco impresionante con los Yankees de la que será difícil librarse.

En lugar de llevar la promesa de un septiembre fuerte a la temporada baja, Carlos Rodon se enfrenta ahora a cinco meses de reflexión sobre este desastroso comienzo. A punto de completar la primera temporada de su abultado contrato de 162 millones de dólares, su futuro se enfrenta a más interrogantes que nunca y pende de un hilo.

¿Qué le parece? Deje su comentario a continuación.

Table of Contents

Artículos Relacionados:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Join the Pinstripes Nation!

Your Daily Dose of Yankees Magic Delivered to Your Inbox

You have Successfully Subscribed!

No te pierdas las últimas noticias, rumores y ofertas exclusivas de los Yankees.